GRAN MURALLA DE ACERO PARA LA SEGURIDAD DE LA PATRIA, PIEDRA ANGULAR PARA LA PAZ MUNDIAL – EN CELEBRACIÓN DEL 95 ANIVERSARIO DEL EJÉRCITO POPULAR DE LIBERACIÓN DE CHINA

Coronel Superior Liu Yulai

Agregado de Defensa a la Embajada de China en Venezuela

En los últimos años el mundo viene enfrentando cada vez más desafíos en casi todos los espectros, hasta amenazas de nueva guerra mundial, de los cuales ninguno es fácil de resolver. Mucha gente está sufriendo esa consecuencia y no sabe cómo actuar frente a las incertidumbres y desinformaciones. Sin embargo, los pueblos soberanos como de China y Venezuela han mantenido el enfoque estratégico, porque cuentan con las fuerzas armadas verdaderamente del pueblo y se han rectificado reiteradamente capaces de salvaguardar la seguridad de nuestros países. De modo que en ocasión de celebrar el 95o Aniversario del Ejército Popular de Liberación de China (EPL), es apropiado compartir las experiencias de tantos logros en su gloriosa historia combativa, y a la vez presentar sus convicciones y decisiones de seguir triunfando en las luchas por salvaguardar la soberanía e integridad territorial nacional, por contribuir a la paz mundial y la seguridad de la Comunidad de Destino Compartido para la Humanidad.

 

La historia nos da esperanza, la historia nos da fuerza, y la historia también nos da lecciones. Quien olvida la historia traiciona y será abandonado por la historia. Todas las grandes naciones jamás lo hacen, siempre saben cuidar bien sus historias y nutrirse de ellas. Durante mi misión en Venezuela me ha permitido conocer de cerca la permanente reivindicación a sus próceres de las épocas de indepentencia y revolución, tanto nacionales como regionales, por lo cual se puede explicar que después de tantos saqueos, acosos, sanciones e injerencias criminales imperialistas sigue de pie y más fortalecido el pueblo bolivariano con su FANB. En todo eso el pueblo chino y su EPL comparten mucha similitud.

 

Servir al pueblo incondicionalmente

 

El EPL de China se fundó en la primera Rebelión Armada del Partido Comunista de China el 1o de agosto del año 1927, con unos 20 mil efectivos de las tropas revolucionarias que se oponían al terror blanco impuesto por Jiang Jieshi y su bando reaccionario del Partido Nacionalista. Desde aquel entonces, el pueblo chino por primera vez tiene su propia fuerza armada, que le permite tomar la iniciativa en su ardua lucha antiimperialista y antifeudal para ser dueño de un país independiente y soberano, la República Popular China.

Una vez fundado el EPL, ya jamás se puede separar de su pueblo. Así se lo han diseñado los próceres del PCCh, representado por nuestro gran dirigente revolucionario Mao Zedong, quien lo transformó a una fuerza armada revolucionaria quitando sus vicios y estilo de viejo caudillo poco después de su fundación. Como se ha convertido la parte armada del pueblo, el EPL siempre está dispuesto a sacrificarse a todo costo por la patria y el pueblo. En cambio, después de alejarse del pueblo y optar por someterse a los imperialistas para permanecerse en su régimen, el Partido Nacionalista de Jiang Jieshi no había podido conseguir su objeto de aniquilar el ejército popular, aunque incluso intentaba aprovechar la Guerra Antijaponesa para debilitarlo. En víspera de la liberación del sur de China, al ver que Jiang Jieshi iba a perder su Capital Nanjing, los imperialistas ingleses mandaron una fragata para impedir los pasos del EPL y fue capturada después de intercambio de fuegos artilleros, posteriormente intentaron rescatarla con un destructor, un crucero y una corbeta sin éxito. Jiang Jieshi tuvo que huirse con toda su riqueza saqueada del pueblo a la provincia de Taiwan.

Powered by Nirvana & WordPress.